Experiencias acuáticas al alcance de todos: Popey ofrece disfrutar el mar desde adentro

Captura Popey

El Airbnb del turismo náutico impuso la nueva tendencia de vivir el verano en el agua de una forma original y divertida: desde cumpleaños en un yate hasta salidas de pescas corporativas. La plataforma online está disponible para Argentina, Brasil y Uruguay.

Popey, la plataforma de origen uruguayo que conecta propietarios de embarcaciones y empresas de turismo náutico con personas, ofrece vivir nuevas experiencias y actividades relacionadas con el mar y la naturaleza.

Travesías en velero, alojamiento, alquileres de yates para eventos y fiestas, clases de surf o vela, salidas de pesca o hasta presentaciones de empresas frente a clientes que optan por la navegación como forma de seducirlos, son algunas de las experiencias acuáticas que brinda Popey. El Airbnb de las experiencias acuáticas creado por Emiliano Bar, Daniel Cleffi y Federico Olivera.

Fundadores Popey

Además, Popey cuenta con opciones inclusivas, como clases de surf y navegación para personas no videntes y clases de surf para personas con motricidad reducida.

Las diversas ofertas de la plataforma son una excelente opción para este verano, tanto en la ciudad como en la playa, en el mar, en el río o en algún lago. Son todas opciones para para disfrutar el agua de otra forma y hacer una actividad diferente en el verano.

Popey fue pensado para amigos en busca de aventuras y experiencias, parejas que quieren hacer una actividad distinta a la que realizan siempre en la playa o turistas acostumbrados a utilizar este tipo de servicios. También abarca navegantes que vendieron su barco por el alto costo de mantenimiento que tenía o simplemente porque que viajan a otra ciudad y buscan navegar en otro tipo de lugares.

“Históricamente, la náutica es vista una actividad elitista, para la cual hay que ser propietario de una embarcación y saber navegar o tener la suerte de que alguien cercano cuente con una. Navegar y disfrutar el mar desde adentro no suele estar entre las opciones de las personas a la hora de planificar sus actividades de ocio y sus vacaciones, ya que lo ven como algo lejano y casi inaccesible”, detalló Emiliano Bar, uno de los socios.

“Decidimos democratizar la náutica, para que un grupo de amigos, una familia o hasta una empresa puedan rentar de forma simple y segura actividades náuticas para esparcimiento, diversión, festejos y actividades corporativas”, continuó.

La compañía ofrece costos accesibles, que van desde U$100 por día para 5 personas, salidas de pesca a U$200 con capacidad para 10 personas y clases de surf desde U$20, entre otros.

Popey cuenta con oferta en Argentina, Uruguay y Brasil y sus creadores planean expandirse a Latinoamérica para ser los referentes en experiencias náuticas en la región.

¿Cómo funciona?

El propietario publica su embarcación, tabla o experiencia, define las características de ésta, la disponibilidad y el precio. El usuario busca la experiencia de su agrado según los filtros (por ciudad, tipo de experiencia, embarcación, si prefiere con o sin capitán, etc). En caso de necesitarlo, puede comunicarse con el propietario a través de un chat interno de Popey. El pago del alquiler es con tarjeta de crédito dentro de Popey. Es un proceso simple, ágil y seguro.

A la hora de la búsqueda, el usuario podrá optar alquilar con capitán o sin capitán. Si elige con capitán, el propietario o tripulante del barco será quien se haga cargo de la embarcación y el usuario solamente deberá disfrutar de su experiencia sin preocupaciones. Además, podrá aprender y conocer los detalles de la zona donde realice la navegación, haciendo la experiencia mucho más completa y rica.

La idea de crear Popey surgió durante un viaje a Brasil en 2016 donde Emiliano Bar, intentó alquilar una tabla de surf y no tuvo éxito, por falta de oferta. A su regreso junto a su amigo Daniel Cleffi, comenzaron a pensar en crear una plataforma que permita poner este tipo de experiencias al alcance de los usuarios.

Así nació Popey, proyecto que ambos llevaron a la Agencia Nacional de Investigación e Innovación uruguaya (ANII) que les dio U$5000 de capital semilla para validar el modelo de negocios. A esto se sumaron U$25.000 para el desarrollo de la plataforma. Luego el equipo se completó con el tercer socio, Federico Olivera, quien se convertiría en el encargado de los números y finanzas de Popey.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s