Gafas de lectura: “Hoy en día están tan buenas que mucha gente también las usa de facha, sin aumento”

«Hacemos un producto de calidad porque estamos hablando de un sentido importantísimo que es la vista», Nicolás Schirmer.

Así lo aseguró Nicolás Schirmer, fundador de Hardem Eyewear, en la presentación de la nueva y disruptiva colección de lentes de receta que le dará el poder a cada comprador de elegir por su lente ideal: Choose your way!

Por Brenda Gil Gorrías

Cada vez que alguien se entera que uso lentes de contacto, la pregunta se repite: “¿Por qué no usás los de lectura? A mí me encantan, yo los usaría si las necesitara”. Es que actualmente las gafas de receta son tan protagonistas como las de sol, y pueden convertirse en el complemento estrella de todos tus looks. “Hoy en día están tan buenas que mucha gente también las usa de facha, sin aumento, o solo con Blue Cut”, explica Nicolás Schirmer, uno de los socios fundadores de Hardem Eyewear.

Consciente de que los anteojos de lectura se convirtieron en un objeto de deseo, la marca recientemente lanzó una colección innovadora que llega para conquistar a un público diverso y versátil. Se compone de delicados y modernos lentes de metal; resistentes y flexibles lentes de acetato; y livianos y elásticos lentes de grilamid (TR90). Además, de la variedad en diseños y colores.

Hay formas geométricas, diseños XXL y monturas de inspiración retro. Aunque, por supuesto, también opciones más clásicas para quienes buscan un accesorio minimalista y atemporal para llevar en cualquier ocasión, aunque Nicolás revela que “la gente ya se la está jugando. Cuando salía al interior a vender antes tenía que remar en dulce de leche, y hoy cambió”. “Quieren lo que se usa en Buenos Aires, en Europa, y en todo el mundo”, añade. 

Las gafas de acetato con siluetas transparentes son una manera de enmarcar la mirada de una manera discreta, pero con muchísima personalidad.

“Estoy permanentemente atento a las tendencias. Cuando veo un lente que me gusta después lo ‘hardemizo’. Empiezo a dibujar y a hacerle todas las modificaciones que yo quiero para llegar al producto final. Lo principal es darle el toque que quiero y elegir bien el material y la combinación con los cristales”, relata Schirmer. Y ante la consulta acerca de si está de acuerdo en elegir las gafas de acuerdo a las facciones, comenta: “si a vos te gusta usar un lente grande y tenés una cara chiquita, está bien. Por eso esta colección se llama Choose Your Way, o sea vos elegís tu propio camino. Nosotros te damos tres alternativas de materiales pero después la decisión es cien por ciento tuya”.

Probablemente por acompañar y potenciar el estilo único y personal, con una renovación constante de sus colecciones, sus diseños han conquistado prácticamente a todo el país. “En las ópticas ya la gente va y pide Hardem. Imagínate que para mí es una satisfacción impresionante ver que mi marca pasó de ser una idea en una cita con mi novia Agustina, a una realidad en las vidrieras, a formar parte de la imagen de los famosos -como la China Suárez- y a que hoy el consumidor vaya directamente a buscarla. Ayer una clienta compró cuatro pares de una en el shop online y le mandamos uno de regalo”, cuenta Nicolás con mucho orgullo. Y agrega: “mucha gente nos escribe: ‘la verdad que no pensé que un producto nacional pudiera llegar a tener esta calidad’”.

Pero Hardem no solo se distingue a partir de productos elaborados con materia prima excelente, sino también por el gran trabajo que hay detrás. Por ejemplo, Nicolás se compró una máquina láser para el corte de patillas. “Además me sirve para hacer las pruebas y así logro una colección más eficiente  Antes le mandaba a la fábrica toda la partida y ya me lo entregaban colocado, por suerte siempre le pegué, pero ahora lo hago mucho mejor”, dice. Su pareja dejó su trabajo luego de doce años y hoy es responsable de marketing y comunicación de la marca. “Mi corazón está acá”, expresa Agustina. “Hardem es una familia. Trabaja mi cuñado, nuestro sobrino, y el hijo de un amigo”, concluye Schirmer.

See Beyond

Ver más allá es el concepto de Hardem. Por eso, acaba de cerrar el primer contrato de distribución en el exterior, más precisamente en México. Y en junio van a lanzar dos modelos nuevos de sol. ¿Pistas? Prepárense para el neón. 

¿Se vienen más accesorios? Nicolás dijo que le encantaría, sobre todo relojes. Ahora apostó por los holders de acero quirúrgico, y con los desperdicios de acetato se hicieron los dijes con el logo de la marca. 

-Los destinos tienen mucho que ver con Hardem: los lentes de sol tienen nombres de ciudades y los lentes de receta nombres de avenidas importantes del mundo. ¿En qué ciudad te gustaría tener un local propio?

-Nunca me lo planteé. Pero a mí me encanta Barcelona, me parece una ciudad muy cosmopolita y sería muy copado poner un local propio ahí, porque hay etnias de todo tipo y además, todos se ponen lo que quieren y nadie les dice nada.

Choose Your Way!

Metal: aporta la delicadeza moderna, prolijidad, profesionalismo, elegancia. En Hardem Eyewear, las terminaciones de las bisagras son soldadas de forma manual para brindar máxima resistencia incluso con la variante flex, que otorga un confort excelente para uso frecuente.

Acetato: brinda flexibilidad, altísima resistencia a golpes y oscilaciones de temperatura y presión. 

Grilamid (TR90): un material termoplástico ultra-light, que otorga cualidades como liviandad, resistencia a golpes y oscilaciones de temperatura

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s