Reseña: Todas las vidas de Eva Ki, de Cristian Acevedo

Por regla general, existe una única manera de alcanzar la inmortalidad: permanecer y perdurar en la memoria de nuestros seres queridos. Esa es la regla. Pero toda regla tiene una excepción.

Por Brenda Gil Gorrías

Sabe quién es y sabe que tiene más de un pasado: “MI nombre es Eva Ki, y si lo escribo, es tanto para asumir mi papel en toda esta historia como para recordármelo”, se repite a sí misma la protagonista de este libro. Es una escritora que lucha por mantener la lucidez para no olvidar pese a su diagnóstico de demencia senil, y a su vez para intentar unir todas las piezas de sus muchas vidas y así resolver un misterioso sueño antes de que llegue el final absoluto.

“En fin, espero resolver el enigma en esta vida, que no hay nada más tedioso que dejar asuntos pendientes”, dice mientras espera que esta vez se detenga ese ciclo repetitivo de reencarnaciones. Está cansada, en esta vida tiene setenta y tres años, y redacta sus memorias desde una residencia geriátrica con más preguntas que respuestas. 

Sus supuestos recuerdos de una vida en Salem, en la que amó apasionadamente a Elisabeth, que murió en la horca tras ser acusada de brujería; o la vida en Persia, en la que, durante mil y una noches le contaba historias a su esposo el rey Sahriyar se dividen en capítulos cortos que se intercalan con apartados como los informes psicológicos de Eva Ki, para que el lector saque sus propias conclusiones. Sin dudas, se trata de una novela especulativa con una premisa más que intrigante: ¿De verdad tras la muerte el alma de la autora empieza una nueva vida en un cuerpo diferente o se trata solo de los delirios de una anciana que se pasó la vida escribiendo libros? ¿Es su manera de soportar la idea de que va a morir o es su vasta y secreta biografía? 

La ficción y la realidad no solo se confunden en la cabeza de la protagonista, sino también en la del lector. Por momentos llegué a estar convencida que este libro lo escribió Eva Ki, seguramente sea porque Cristian Acevedo lo narró de manera que se siente como una conversación íntima con ella, que nos invita a acompañarla por muchas ciudades en distintas épocas, que nos deja pistas, que nos hace cómplices de un amor que dura siglos.

¿Todas las vidas de Eva Ki tiene un final, o es apenas otro principio? Soñar no cuesta nada, solo tiempo. Úsenlo para leerlo, les aseguro que no se van a olvidar de esta gran historia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: