Crece el consumo de dulce de leche argentino en el mundo

Declarado Patrimonio Cultural Alimentario y Gastronómico de la Argentina, el dulce de leche se posicionó como un símbolo de la gastronomía local en el mundo. En ese contexto, San Ignacio ocupa un rol clave, ya que es el principal exportador.

El próximo 11 de octubre se celebra el Día Internacional del Dulce de Leche. La fecha fue establecida en 1998 por el Centro Argentino de Promoción del Dulce de Leche y Afines con el objetivo de promocionar su consumo y producción, así como también seguir posicionándolo como un símbolo de la gastronomía argentina a nivel mundial. 

En ese sentido, el dulce de leche San Ignacio es uno de los más representativos en el mundo y ocupa un rol clave: la empresa santafesina fundada hace 83 años es el principal exportador de dulce de leche y la encargada de llevar este ícono argentino a las góndolas de los diferentes países.

También fue la primera compañía local en contar con la certificación internacional BRC-GS y es la única habilitada para incluir en su etiqueta el sello de calidad Alimentos Argentinos: una elección natural”. 

LOS PAÍSES QUE MÁS ELIGEN DULCE DE LECHE ARGENTINO

Según datos disponibles, en 2021 nuestro país exportó 4.079 toneladas, registrando un incremento del 19% respecto de 2020, mientras que los primeros ocho meses de 2022 muestran un incremento del 4% respecto a igual período en 2021. Considerando todas las presentaciones, las exportaciones de dulce de leche tienen a Chile como el principal destino.

Las cifras de San Ignacio también muestran un crecimiento sostenido. Mientras que en 2021 la compañía exportó –en promedio y considerando todas las formulaciones (familiar, repostero y heladero) y presentaciones– unas 72 toneladas por mes, los primeros ocho meses de 2022 muestran un 10% adicional respecto al mismo período en 2021.

San Ignacio exporta, regularmente, dulce de leche a unos 12-14 países incluyendo, Japón, Nueva Zelanda, Israel, Canadá, Estados Unidos, España, Italia, Francia, Chile, Brasil, Uruguay y Bolivia. De esos mercados, Chile es el principal comprador de dulce de leche argentino y también el elaborado por San Ignacio.

“Lo siguen Canadá, Brasil, Estados Unidos y Canadá. En la Unión Europea, el principal mercado es España”, explica Alejandro Reca, CEO y director de San Ignacio.

En 2018 el dulce de leche San Ignacio llegó por primera vez a Japón, quizás el mercado más exigente en lo que hace a  productos alimenticios. Este hecho marcó un hito y consagró el esfuerzo de casi dos años de desarrollo. Desde entonces, los envíos a este destino no solo se mantienen sino que aumentan. 

Otros destinos dinámicos para la compañía incluyen Israel, Kuwait, Uruguay, Nueva Zelanda, Paraguay y Bolivia. 

CÓMO LO PREFIEREN LOS ARGENTINOS

  • Las últimas cifras relevadas por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, indican que en Argentina se producen 128.000 toneladas de dulce de leche al año. 
  • En promedio, cada argentino consume 3.2 kilos al año, lo que lo ubica como el cuarto producto lácteo más elegido, después de la leche, los quesos y el yogurt. 
  • En cuanto a las formas de consumo en el hogar, la principal es untado, durante el desayuno y la merienda, y en menor proporción en preparaciones dulces y postres y a cucharadas.
  • El dulce de leche es de los sabores de helado preferidos por los argentinos. Según la Asociación Fabricantes Artesanales de Helados y Afines (AFADHYA), el dulce de leche granizado es el gusto más pedido, seguido por el Chocolate con almendras y, en tercer lugar, el dulce de leche común.

El dulce de leche argentino se diferencia en sabor, color y aromas de los que se producen en otros países, adquiriendo una identidad particular. El dulce de leche San Ignacio  se elabora a base de leche fluida de vaca, azúcar, glucosa y bicarbonato de sodio, siguiendo la receta original de 1939.

“Esta receta es todo un símbolo, ya que nos acompaña desde hace 83 años. Hoy estamos orgullosos de ceñirnos a esa tradición para elaborar el dulce de leche que cautiva a los consumidores locales e internacionales”, afirma Juan Patricio Anderson, Gerente Comercial de San Ignacio.

Un tip para curiosos: ahora la etiqueta del Dulce de Leche San Ignacio en alguno de sus envases lleva impreso un código QR que, al ser escaneado con el celular, permite acceder al sitio web de La Rosalía, tambo modelo que es proveedor de la compañía, y observar la transmisión en vivo de las tareas de ordeñe y otros trabajos que allí se realizan.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: